sábado, 10 de marzo de 2012

En tu mirar me hallo

A Pabliño, porque le amo.
Tu mirada penetra
como baño de crepúsculo
en mi retina
y me moja la incertidumbre
de la cercanía
de un abrazo que me culmina
que me llora en alegría.

En tus ojos hallo
el mar de reflejo soleado
que se extiende al recuerdo,
al ver de que todo lo amo
y me ama,
acariciándome la herida ancestral.
En ellos palpo
la ola juguetona,
la ternura transparente
que se ondula,
la voz en mis ojos,
el instante eterno que muere.

Tu mirar es tacto
que traspasa mi placer
que me quema y me hace pájaro
que dibuja en mi cuerpo
la invisible sombra mía
vistiéndome de amor.
Y me acurruco en tus pestañas
en tu mirar que siempre me habla
en tu iris de ocaso:
navego, vivo muero, danzo
sueño, juego, me proyecto
y nunca me canso.


4 comentarios:

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

¡Olé esa poesía enamorada!

¡Y esa persona enamorada!

¡Y esos bailes enamorados!

¡Olé Noelia y Pabliño!

:)

Un abrazo.

Anónimo dijo...

hay que ver como brotan sentimientos y sensaciones de estos versos.La leo, la releo y se me dibuja una sonrisa en la cara, y mi, (hasta que te conocí), maltrecho corazón, late, respira ahora lleno, ahora ya se mueve pletórico y rebosante de esa energía que surgió de lo nuestro.
Uyy me estoy yendo por las ramas quee me encanta la poesía sobre todo por que las pestañas en las que te acurrucas son las mías, :) Noelia en mi mirar te hallas, grabada a fuego en mis retinas,
contigo despliego las alas
y se acabaron las rutinas,
contigo me salen agallas,
ganador de todas las batallas.


Te quiero, y me muero por tus huesos nena, espero que no te moleste que me ponga en este plan, tan sentimental, en tu blog, pero llevo una semana sin el roce de tu piel y te echo mucho de menos.

Volarela dijo...

Wuau, cuanta pasión se ve por aquí :)

Mi enhorabuena a los dos por vuestro gran amor.

Wisonte dijo...

No sé cómo llegué a encontrar tus blogs, Noelia, pero ha sido una gran suerte. No es frecuente encontrar textos tan bellos ni imágenes tan relucientes. Rezumas sensibilidad y buen hacer de un alma noble. Enhorabuena. Espero oir hablar de tí algún día en algún sitio. Con solo echar una ojeada a tus blogs, sé que te lo mereces.