sábado, 1 de octubre de 2011

Bailame poemas

Me bailan en los ovarios poemas
que escuchan la música de tu corazón
río de vida,
a través del deseo que te tengo,
irrigador de mi jardín

ritmo placentero de mi flor dormida,
luz que se yergue en mi sangre,
boca de amanecer sinfónico sobre mis pechos
-montañas de tu fuego-
huracán juguetón que me nace
desnuda y vulnerable

lo más hermoso y terrible,
pósate de nuevo en mi sexo
sacúdeme de pulso mi piel
para perderme en la estrellas

y encontar brotando la ansiada libertad,
capullos de calor de tu recuerdo

que no cese el aguacero
y no dolerme la carne que te extiende
con la luz de mi seno musical
que te escucha a través de mi sangre.


Beethoven Symphony No.2 in D major, Op.36 (1)

4 comentarios:

Volarela dijo...

Toda una belleza estos versos que te bailan tan adentro. Un amor sublime, expresado con palabras álgidas y extasiadas. Precioso.


¡Muuuuchos besos!

Óscar dijo...

Extremece leer las palabras de un corazón tan apasionado.

GAB dijo...

Esta es una entrada que no se me va a olvidar. Es magnifica.

Anónimo dijo...

Expresas mucha pasión y deseo.