sábado, 2 de abril de 2011

Noche de gato y jazmín

El gato entró en el jardín
y la niña comenzó a reír

El gato con patas tornado
bordó como un mar un prado

La niña cantó jazmín
el gato salió de allí

Dejó el blanco tilín
la niña lloró candil

El gato con ojos cerrados
prendió su vista al manto

Oscuro querubín
que iluminó el llanto.

4 comentarios:

La Kiya dijo...

Que gracioso.
Chilísimo, que me has dejado con una sonrisa.

Besos

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Qué escena más movida y divertida :)

Besos

Volarela dijo...

Un extraño y curioso poema. Cuanto más lo leo más me engancha a su misterio. Los dos versos finales, bordados.
¡Besos!

Isota dijo...

Qué imágenes tan bellas evocan tus palabras querida Noelia, un abrazo ;)