viernes, 29 de abril de 2011

Amapolas de agua

La lluvia se posa
y suena su pasión,
sobre el cuerpo verde
florece su pulsación,
pisadas que pintan
pápitos, corazón
amapolas prendidas
por las alas del amor.

Son lágrimas que brillan
y precipitan en dolor
en bocas sencillas
que sin beso bailan con candor,
porque aman al viento
que en vuelo musican su color,
les acaricia el polen,
agua que devuelven al Sol.

5 comentarios:

La Kiya dijo...

Que precioso poema, fresco y agradable..
Es maravilloso imaginar florecer la pulsación.

Un fuerte abrazo reina.

Volarela dijo...

Después de llover veo tus amapolas de agua prendidas en las briznas de hierba y a un perro sacudirse un millar de ellas. También en mis cristales han caído y han teñido de belleza mi mañana.

Un abrazo, dulcísima.

DANI dijo...

Eres puro azucar ;)

Besos dulces

Isota dijo...

Querida Noelia,amar al viento, maravillosas palabras.

Un fuerte Abrazo

GAB dijo...

Esa última estrofa es no solo bella, sino necesaria. -porque aman al viento que en vuelo musican su color-

=)