miércoles, 20 de febrero de 2013

Vigo

Sólo cuando el mar con su soplo
me acaricia ondenándo la incertidumbre
de que sólo puedo hallarte allí
mi cuerpo se llena de una tristeza pura
de un sueño que me ahoga
exprimiendo mi respiración
para dar una calada de vida necesaria
hinchando mis pulmones de tiempo y deseo...

Ludovico Einaudi - In Volo

2 comentarios:

Daniel dijo...

Que bonito Noe

Tus palabras son un sueño...

Te envío mi abrazo.
Dani..

Daniel dijo...

Te extraño...
Dani..