jueves, 23 de junio de 2011

Canción encendida

Desvelo del corazón
latido abierto de estrellas
cálido sonido al son
que sale solo y entra
musicando mundos
que tu arroyo entrega,
y prende en rojas las aguas
que en mi alma juegan

Siento el riego de lanza
que en tu boca me orquesta,
el ruego de ave viva
de mi sonrisa despierta,
la flor en semilla me late
por escuchar un instante
la mutua canción encendida.

3 comentarios:

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Alegría en cada verso de esta canción encendida... es un giro contento cada cambio de línea cada rima cada latido... vuela alto Noelia, no tengas miedo y vuela alto, observa sin miedo...

y sigue volando.

Besos :)

Volarela dijo...

Suena muy musical.
Primero la "s" sinuosa que se desliza con suavidad por los primeros versos; luego vienen la "r" y la "t" a ponerle un chispazo vital a las palabras, y finalmente un dulce final en "ces". El título no podía ser más apropiado, porque todo el poema es eso: música y brillo.

Me encantaron lás imágenes, y especialmente me impresionaron: "que sale solo y entra musicando mundos", y "prende en rojas las aguas que en mi alma juegan".

Un poema que expresa sensaciones cálidas y muy delicadas, como finísimas pinceladas.

Besos cariñosos y muy coloreados ;)

GAB dijo...

Me gusta la música que encierra cada linea, cada imagen, eso del -ruego de ave viva- me encanto.

Abrazos!!