domingo, 6 de febrero de 2011

Los chopos de nuestros jardines

A Maite alma de arte,

con todo el amor que me inspira.

Pintura: Maite Sánchez (Volarela): http://www.lustracionespoeticas-volarela.blogspot.com/


Los árboles entran en nosotros cuando con las manos, brazos y largos pelos, nos mecemos abriendo puertas al viento. A la explosión de hojas, marea que ondula, en los angulares o curvos verdes, soleadas, límpias y frágiles, que vuelan festejando los colores que se entregan, al vaivén de su sonido. Que permite el excelso de las frondas de la sangre que nos cantan vibrando desde la raíz de amor.

Los árboles nos dan el don de dar, sus estrellas ligeras, enérgicas y plateadas, traspasan abrazándonos con las llamas jubilosas, sanándonos la asfixia, que expresa en su sonido como brillo de sus pájaros; evolución de sus hojas. Las ramas son nuestros dedos tocando melodías.

El tiempo de pasar en ellos, atesora nuestra ancianidad, tan humildes en su alegre concierto, saludando y entrando en lo seres sintientes, eternamente.

6 comentarios:

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Vaya, que sorpresa agradable, muy buena combinación, Volarela y Noelia.
"Las ramas son nuestros dedos tocando melodías..."

Un beso para las dos :)

Patricia dijo...

bellísimo.
tus letras y el color de Volarela, una joya!
un abrazote!!!!

DANI dijo...

Sois una bomba !!!! podríais hacerlo más a menudo.

Besos a las dos

Volarela dijo...

Gracias Noelia, alma de estrellas.

Has descrito con maravilloso amor lo que mis trazos y colores anhelaban expresar:ese "saludo que entra en los seres sintientes eternamente, ese brillo de pájaros que nos sanan de la asfixia"...
Cuando "nos mecemos abriendo puertas al viento" (umm, qué hermoso) somos como ellos, entregados,libres, generosos...
Tienes una sensibilidad de oro.
Muchoooos besos.

Noelia dijo...

Gracias a todos, me gustan y me alegran siempre vuestros comentarios!

Isota dijo...

Qué descripciones tan bellas, ¡transmiten tanta tranquilidad! Me encantan tus textos querida Noelia

Un fuerte abrazo