viernes, 25 de febrero de 2011

Aplausos de papillons

Aplausos,

como estallidos consumados
por un agua truncada en nuestros cielos,
que nacen disparados
en la música de la tromenta,
y en las manos
despertamos el calor
que es devuelto

en la caricia palpitante que se corresponde
como al derrame de los besos
sacudida de estrellas
o bramido de abrazos,
que batiendo en el aire
llegan en los instantes abiertos
tremulentos del sueño.

1 comentario:

Volarela dijo...

Me encantó ver esos aplausos silenciosos como mariposas y la vez poderosos como truenos.
Todo el poema me deja una bella sensación como de viento cálido...Es ese abrazo que "brama" y hasta aquí me llega.

Muchos besos.