lunes, 17 de enero de 2011

Perdóname

Perdóname,
si no supe llegar a tu corazón
y forcé el mío
rompiendo su frágil ternura.

Perdóname,
por disparar contra mi
la incomprensión tuya
y querer enterrar en el olvido
las marcas de un silencio vuelto sombra.

Perdóname,
porque necesito amar al mundo
y amarte en la luz,
y desprenderte en el brillo dulce de un beso...

porque yo no sirvo para amar a un único ser,
porque me duele el alma
de entrar y salir sin tu recuerdo...
y yo no valgo para el dolor.

Pero si no me perdonas,
y dejas la ternura rota,
tu incomprensión como herida de bala honda,
echando tierra a mi voz
y encarcelado y oscuro al beso del amor eterno
y así propagando el dolor en la tierra...

Recorreré mares, cielos, montañas y estrellas
perdonándote a ti.

8 comentarios:

Patricia dijo...

tu poema es de una profundidad y belleza que cala muy hondo, querida Noelia. el final, una perla.
un fuerte abrazo, qué lindo es pasar por tu casa!!

Adri Devón dijo...

Noeila, tu poema es precioso. ME ha tocado las fibras más profundas del alma. además tu escrito podría jactarse de indicar una gran verdad. Un placer leerte. Un abrazo.

Luis Mijail dijo...

Hermoso Noelia, te saludo y brindo por el perdón.

DANI dijo...

Ufff, y que escribo yo ahora que no estropee este poema?? ser amado no lo es todo, amar llena mucho más.

Besos bella

Volarela dijo...

Las heridas del corazón son muy difíciles de perdonar, sobre todo si la incompresión separa a los amantes.
Es hermoso ese final en el que se quiere perdonar amando, porque eso es auténtico amor.
Muy bonitas imágenes, Noelia.

Isota dijo...

Qué precioso y tierno poema ¡tienes un don para escribir Noelia!

Un fuerte abrazo lleno de ánimos

Feliz domingo ;)

GAB dijo...

No había leído algo así en ti, lo cual me dice mas de ti, habla del perdón, pero aquello de -un silencio vuelto sombra- me hace pensar en lo fuerte del arraigo.

Abrazos

Volarela dijo...

(Pásate por mi "Ilustraciones poéticas", porfi)