sábado, 1 de mayo de 2010

lluvía verde

El ostinato de tu susurro
al viento
deja como ascua verde
en el desnudo alborado
en un alma silenciosa
de vida ausente

y como música
de amanecer continuo
a veces
lucha por la libertad
de no sentirte vehemente

y que los fuegos del Sol
no quemen el quererte
o le falte agua hirviente
que se evapora con la luz
de una estrella cercana
en la distancia

mientras vivo musicando
hojas verdes
lluvía de amaneceres
de tu rocío latente

4 comentarios:

manu dijo...

Ya te dije en algunas oportunidades lo íntima que es tu poesía. Lo interesante del caso que uno se siente parte al leerlo, hasta recibe el susurro y entiende como fluye.

El último párrafo me pareció muy logrado.

Un beso

GAB dijo...

lo mejor de un poema es habitarlo, y que mejor que la lluvia en ese amanecer de hojas que convocas.

Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo... un placer haberme pasado por tu espacio...

saludos y un abrazo!

DANI dijo...

Quien dijo que el amor no es triste??

Besos luminosos